Skip to main
Cloud Infrastructure

Infraestructura de la nube

¿Qué es la infraestructura en la nube?

La infraestructura en la nube es la infraestructura virtual suministrada o a la que se accede a través de una red o Internet. Normalmente se refiere a los servicios o productos bajo demanda proporcionados a través de un modelo conocido como Infraestructura como Servicio (IaaS), un modelo de entrega de computación en la nube. La infraestructura en la nube incluye servidores, almacenamiento, red y seguridad. Se trata de una oferta altamente automatizada en la que los recursos informáticos, el almacenamiento y los servicios de red se proporcionan al usuario bajo demanda. Como resultado, los usuarios obtienen una infraestructura de TI virtual y no tienen que poseer y mantener la infraestructura física y los recursos del centro de datos.

¿Cómo funciona la infraestructura de la nube?

Existen tres formas principales de modelos de implementación en la nube: pública, privada e híbrida. Una nube pública es un modelo de implementación en la nube en el que los servicios de TI se prestan a través de Internet en lugar de in situ. Este modelo es el más frecuente y ofrece la mayor elección en términos de recursos y soluciones informáticas para satisfacer las crecientes necesidades de empresas de todos los tamaños. Existen tres modelos de servicio: Infraestructura como servicio (IaaS), Plataforma como servicio (PaaS) y Software como servicio (SaaS). Los recursos en la nube pública abarcan desde equipos virtuales hasta aplicaciones y plataformas de desarrollo. Estos recursos ofrecen seguridad, aplicaciones disponibles universalmente e infraestructura.

En un modelo de nube privada, la nube es utilizada exclusivamente por una empresa o una organización. En un modelo de nube privada, los servicios no se comparten. La nube privada, como la nube pública, utiliza la computación de hardware y software para alojarse en un centro de datos. Cuando un usuario se conecta al centro de datos, le permite mejorar la escalabilidad y la agilidad.

Un modelo de nube híbrida utiliza servicios tanto públicos como privados en la nube. La nube híbrida orquesta y supervisa múltiples servicios en la nube, o una combinación de entornos locales y en la nube, a través de una aplicación de control central. Una nube híbrida migra plataformas en la nube en diferentes entornos mientras supervisa el rendimiento continuo. Muchas organizaciones utilizarán una infraestructura en la nube pública y privada. Por ejemplo, una empresa puede elegir una infraestructura de nube privada para una mayor seguridad, mientras que un modelo de nube pública se utilizaría para beneficios de escalabilidad global.

¿Qué se incluye en la infraestructura de la nube como servicio?

La infraestructura de la nube comprende máquinas y componentes virtuales, incluidos servidores virtuales, ordenadores virtuales, conmutadores de red virtuales, concentradores y enrutadores, memoria virtual y clústeres de almacenamiento virtual.

¿Cuáles son las ventajas de la infraestructura de la nube?

Los beneficios clave del uso de la infraestructura de la nube incluyen rentabilidad, servicios rápidos bajo demanda, seguridad, productividad mejorada, escalabilidad y fiabilidad.

  • Rentabilidad: uno de los mejores beneficios de la computación en la nube es la reducción de los costos operativos, ya que el modelo de "pago sobre la marcha" elimina gastos innecesarios. Además, no hay necesidad de comprar hardware y software, ni de mantener los centros de datos y pagar por los recursos humanos necesarios para mantener un centro de datos físico.
  • Servicios rápidos bajo demanda: la computación en la nube permite a las empresas acceder a tecnologías y recursos en cuestión de minutos. Proporciona a las organizaciones la flexibilidad para hacer más. Puede obtener servicios de computación en la nube a medida que los necesite en tan solo unos clics.
  • Seguridad: la seguridad de la red se divide en dos categorías principales, local y basada en la nube. Estas son algunas de las ventajas de la seguridad basada en la nube:
    • Protección contra ataques de denegación de servicios distribuidos (DDoS)
    • Seguridad de datos
    • Cumplimiento de la normativa
    • Flexibilidad
    • Alta disponibilidad y asistencia
  • Mejora la productividad: la informática en la nube elimina la necesidad de mantener el hardware y el software, ya que el proveedor de la nube se encarga de estas tareas por usted.
  • Escalabilidad: la capacidad de escalar es una ventaja significativa. La infraestructura de la nube permite la escalabilidad global donde y cuando sea necesario. Además, solo utiliza los recursos necesarios, lo que permite a las empresas aumentar o disminuir su tamaño para satisfacer sus necesidades.
  • Fiabilidad: los centros de datos físicos y locales requieren la duplicación de equipos en sus planes de recuperación ante desastres. La informática en la nube está altamente distribuida y ofrece muchas capacidades para planificar de forma rentable los desastres y permitir que las empresas continúen sin tiempo de inactividad.

Obtenga más información sobre cómo Unisys aborda la infraestructura de la nube.