Skip to main
Cloud Migration Glossary Hero

Migración a la nube

¿Qué es la migración a la nube?

Los servicios de migración y transformación a la nube son un enfoque estándar y repetible con migraciones líderes en la industria y herramientas específicas de aplicaciones para ayudar a los clientes a mitigar los desafíos con el diseño de la arquitectura, los plazos, la seguridad, la gobernanza y las habilidades, al tiempo que transforman su carga de trabajo en la nube.

¿Cuáles son las ventajas de la migración a la nube?

La migración a la nube permite a las empresas responder al crecimiento y al cambio ampliando o reduciendo los recursos de infraestructura según sea necesario sin perder estabilidad.

Entre las ventajas de migrar a la nube se incluyen:

  • Mayor agilidad y flexibilidad
  • Capacidad para innovar más rápido
  • Alivio de la creciente demanda de recursos
  • Mejor gestión del aumento de las expectativas de los clientes
  • Reducción de costos
  • Ofrecer resultados empresariales inmediatos
  • Simplificar las TI
  • Cambiar a todo como servicio
  • Mejor gestión del consumo
  • Escalabilidad en la nube
  • Rendimiento mejorado

¿Qué es un enfoque y una estrategia de migración a la nube?

La determinación del enfoque de la migración a la nube comienza en la fase de evaluación y suele congelarse durante la fase de planificación. Existen seis opciones para el enfoque de migración en cualquier ejercicio de migración a la nube, a menudo denominado colectivamente como el "marco 6R".

  • Recompra ("Drop and Shop")

Esta estrategia implica desmantelar la aplicación y sustituirla por una versión basada en la nube, normalmente sustituyendo las aplicaciones heredadas por SaaS. Se necesita una pequeña ventana para la transición o migración.

  • Rehost ("Lift and Shift")

Esta estrategia implica el traslado de aplicaciones del entorno local a la nube sin modificaciones. Se utiliza habitualmente para migrar aplicaciones heredadas a gran escala para cumplir objetivos empresariales específicos, como un tiempo de comercialización acelerado. El punto óptimo de las migraciones de elevación y cambio es identificar aplicaciones que pueden aprovechar la nube sin cambios arquitectónicos. Por ejemplo, las aplicaciones con cargas variables o estacionales pueden, en la mayoría de los casos, aprovechar la nube sin modificaciones. La nube puede facilitar la escalabilidad de niveles de la aplicación bajo demanda, por ejemplo, añadiendo más servidores web o más instancias de bases de datos a un clúster.

  • Replataforma ("Lift and Shift")

La estrategia de reforma de plataformas implica el traslado de aplicaciones casi tal cual, mientras que posiblemente se sustituyan algunos componentes para aprovechar la nube. En muchos casos, esto implica pasar de una infraestructura alojada tradicionalmente a servicios gestionados. Otra optimización común es pasar de un software comercial (por ejemplo, herramientas de monitorización, parcheado y gestión de configuraciones) a un software de código abierto. Esto puede permitirle escalar libremente en la nube sin preocuparse por el costo de la licencia para cada instancia adicional.

  • Refactorización

Esta estrategia requiere una renovación completa de una aplicación para adaptarla a la nube. Es valiosa cuando existe una fuerte necesidad empresarial de contar con funciones nativas de la nube, como la mejora de la agilidad, la escalabilidad o el rendimiento del desarrollo. En muchos casos, la refactorización implica dividir la aplicación en servicios independientes y la transición a una arquitectura de microservicios.

  • Retirar y conservar

Las dos últimas estrategias son pasivas: no implican la migración de una aplicación a la nube.

Para obtener más información sobre la migración a la nube, visite Migración a la nube híbrida.